El camino de la comida o bolo al tragar

Él se ha convertido en bolo  alimenticio, una pelota suave y húmeda.

Tragar requiere la perfecta combinación  de los músculos de la boca y la faringe. El bolo alimenticio es empujado por la lengua hacia la parte posterior de la boca, donde entra en la faringe; la lengua se eleva hacia el velo  del paladar, que obstruye la cavidad nasal y evita que alimento que comemos empieza a ser transformado en la boca, donde es molido por los dientes, compactando por la lengua y humedecido por la saliva. La amilasa, una enzima contenida en la saliva, empieza a transformar los azucares en  menos de un minuto.

El bolo entre por allí. Al deslizarse en la faringe, el bolo alimenticio empuja la epiglotis hacia abajo, cerrando la entrada ala tráquea. La faringe y la lengua combinadas impulsan el bolo hacia el esófago.

Una vez tragado, el bolo alimenticio desciende por el esófago en pocos segundos entra al estomago, donde se mezcla con jugos gástricos que contienen enzimas que empiezan a descomponer los azucares  y las proteínas, este paso  que dura de dos a cuatro horas, transforma el bolo alimenticio en quimo.

La mayor parte de la digestión y la absorción ocurren en el intestino delgado donde el quimo  permanece  de una a cuatro horas la bilis  y los jugos pancreáticos  descomponen el alimento  completamente, y sus nutrientes so n absorbidas por la mucosa intestinal. El intestino grueso, donde se absorbe algo de agua y de iones, el desecho se transforma en materia fecal, luego se almacena al menos diez horas antes de ser evacuada por el ano.

Espero que cada bocado que estés a punto de tragar te haga recordar todo el proceso que requiere para ser digerido.

 

Comments

comments