La codependencia ¿que hago si la descubro?

La codependencia es un patron de comportamiento en el que se busca la aprobación y suele tener acciones reprimidas, pues no quieren herir o decepcionar a los demás expresando lo que en verdad sienten. Satisfacen expectativas, pues se han hecho a la idea que su valor reside en lo que puedan ofrecer.

Las características mas comunes son el aislamiento, perfeccionismo y la depresión, también son frecuentes las enfermedades del estrés.

Son personas controladoras (más abajo lo abordaremos mas a fondo), y anteponen el bienestar e su pareja, pierden identidad al fundir sus deseos y necesidades por el de su pareja.

Por otro lado hay otros codependientes que ejercen un papel dominante en la relación; personas narcisistas, manipuladoras y egocéntricas que se alimentan de la idealización que se tiene de ellos, imponiendo sus reglas y se muestran ambivalentes en su efecto, dando pie a círculos viciosos en los que el alejamiento y la reconciliación son una constante.

La necesidad de sentirse amado o tener a ese alguien que llene ese vacío  es una problemática desde la infancia, ya que es reflejo de lo vivido en la infancia y el entorno familiar. El codependiente necesita creer que hay alguien aunque esa relación sea tóxica, pues necesita sentirse amado porque el no se ama así mismo.

Comentamos que es en la niñez donde se desarrolla este malestar debido a que es cuando se desarrollan los primeros lazos emocionales y si en esa etapa nos marca un apego poco sano, esto se arrastrará a la edad adulta; la ansiedad producida nos llevará a relaciones destructivas en las que estamos dispuestos a tolerar los que sea con tal de no romper el lazo.

A decir verdad es más difícil deshacerse de una relación tóxica que mantenerla, por dolorosa que sea.

EDUCANDO A UN NIÑO CODEPENDIENTE

Creemos que uno siente codependencia de parejas pero también existe la codependencia familiar, pues cuando somos pequeños somos adolescentes de apoyo, necesitamos saber que alguien está ahí para cuidarnos en todo momento. Nadie nace sabiendo y es por ello que tendemos a hacer lo mismo que vimos de nuestros padres y no rompemos el patron de a veces dañar a los niños.

Debemos hacer conciencia de que la relación que tengamos con nuestros hijos, influirá en su vida adulta; de esta manera tendrán o no relaciones poco sanas.

¿Como se hace a un hijo codependiente?

Debido a que los niños aprenden lo que ven; sin darnos cuenta, podemos afectar su forma de relacionarse.

Padres controladores: Cuando los padres deciden en manera excesiva los aspectos de la vida de sus hijos, decidir los amigos, la comida, entre otros, no permiten a los niños externar sus ideas; entonces los niños permiten que siempre tomen las decisiones por ellos, pues no son capaces de tomar decisiones por si solos.

Vivencias a través de los hijos: ¿han escuchado eso de:¡quiero que mi hijo viva lo que yo no pude!? los padres buscan lograr visceralmente objetivos que ellos no cumplieron, viviendo los niños para complacer a los padres, esto forja la creencia de que su valor reside en cumplir lo que se espera de ellos.

Querer resolverles los problemas: Cuando los padres no dejan a los niños solucionar sus problemas o pensar en la solución e intentan arreglarles la vida, el niño aprende a depender de alguien para resolver sus cosas y dudará en enfrentar sus problemas por si mismo.

Por otro lado, los niños que aprenden que si tienen algo que brindar son queridos, o que contaron con poca atención de sus padres o una atención ambigua, serán personas que no podrán establecer relaciones con personas saludables, pues sólo interactuan a partir de ser rescatados o sentirse útiles.

¿Qúe debo enseñarles entonces?

Enséñales que si bien forman parte de in todo, deben aprender a ser ellos mismo.

LA CODEPENCIA CREA SERES CONTROLADORES

La naturaleza es incontrolable pero los codependientes buscan tener el control de todo, lo que provoca frustración. Es una necesidad intensa el controlar la vida de pareja, pues hacerse indispensable es una especie de seguro contra el abandono.

Para una persona codependiente un rasgo común es el ser controlador; no necesariamente en el sentido de controlar a los demás pero si en el sentido de formar parte de otro. Son decididos a cuidar de otra persona incluso si los demás no piden ayuda y tienden a ser complacientes; a la codependencia le resulta fácil entender las necesidades de los demás y ajustarse, el problema es a la hora de entender cumplir los deseos de la otra persona, pues si no tiene el control se perturba.

El control; característica de las personas codependientes, controlar  sus sentimientos,  las personas y las actitudes. Aunado a esto la codependencia de una persona no quiere ser vista, es decir; no quieren parecer controladores y le temen a ser tachados por egoístas.

Guardan resentimiento al sentir falta de aprecio o gratitud por lo que ellos hacen por los demás; pues la forma de control es pasiva, ya que la culpa y la manipulación son sus armas.

¿Que puedo hacer si tengo codependencia?

Aprender a establecer limites para entrar en contacto con propias emociones y hacer a un lado las emociones de los demás.

Aprender a ser independientes en lugar a ser codependientes.

Reconocer y aceptar las diferencias en lugar de corregir o cambiar a las personas.

Saber distinguir el tuyo, mio y nuestro. No pretendas que el lazo que los une sea algo que los ate.

Es importante que se tenga presenta que es de humanos la interdependencia, ya que necesitamos de los otros pero la interacción con otras personas debe ser madura. NO DAR PARA RECIBIR, sino porque le nace.

LA CODEPENDENCIA EN EL AMOR

El amor es entregar sin medidas, amar incondicional y hacer sentir a esa otra persona especial. Sin embargo, no debemos perder de vista el amor propio, ya que si sin amor propio cometemos el error de creer que es el amor verdadero cuando no lo es.

La codependencia puede externarse de maneras diferentes, incluso puede no percibirse tan marcadamente, la linea entre enamoramiento y obsesión es muy delgada. Ya que puede partir de una necesidad de estar juntos a una necesidad de vigilar al otro. La separación de la persona amada puede producir ansiedad; temiendo perder al otro.

Dicen los expertos que el enamoramiento dura los primeros 3 meses de una relación, y es aquí donde las personas codependientes buscan ese lazo intimo de vinculación y se entregan sin medida. Esta idea no desaparece, pues comienzan a idealizar a esa persona y de nuevo anteponen los intereses de la otra persona. La persona con dependencia busca ser necesitado y sentir que aporta algo.

La persona con codependencia es posesivo y demandante, también son controladores como lo mencionamos y se relacionan con personas con actitudes enfermizas;  si el codependiente recibe maltrato lo tolera por temor a no encontrar otra persona que le ame, lo que hace que justifique a la otra persona asumiendo la culpa.

Cuando una persona se alarma cuando la pareja se demora en responder, puede ser tomada como infidelidad. La persona codependiente requiere de constante muestras de afecto, es una compulsión, una obsesión; no es AMOR.

Continua trabajando con el autoestima, y la interacción con otras personas. Si consideras que el problema sigue perjudicandote acude con un profesional. Lo importante es que te sientas bien.

¿TIENES CODEPENDENCIA?

Contesta cuidadosamente el siguiente test para saber tu grado de codependendia, no te alarmes al principio, ya que según estudios todos tenemos algo de codependientes.

  1. ¿Te comprometes demasiado?
  2. ¿Te sientes forzado a resolver los problemas de los demás (incluso cuando no piden tu ayuda)?
  3. ¿Te enorgulleces de crear calma en medio del caos?
  4. ¿Tratas de complacer a los demás antes que a ti misma?
  5. ¿Te cuesta trabajo expresar tus sentimientos?
  6. ¿Te sientes incomodo cuando te hacen cumplidos?
  7. ¿Te sientes cansado y sin energía?
  8. ¿Tienes miedo al abandono o al rechazo?
  9. ¿Te sientes atrapado en las relaciones?
  10. ¿Sientes que si no eres productivo no vales?
  11. ¿Buscas personas necesitadas para brindarles ayuda?
  12. ¿Tiendes a menospreciar y racionalizar los problemas?
  13. ¿Te sientes responsable por el bienestar, necesidades y acciones de otros?
  14. ¿Has dicho más de un par de ocasiones que ya no estas dispuesta a aceptar ciertas actitudes de los demás?
  15. ¿Te encuentras frecuentemente culpando a la gente de tus problemas?