¿Qué es la dieta?

Con frecuencia asociamos la palabra dieta con la abstención y limitación.

Sin embargo el termino dieta se refiere a todos los alimentos que incluimos en nuestra alimentación diaria.

Una dieta de reducción es aquella en que se restringen algunos alimentos por su alto contenido calórico. Sin embargo ningún alimento es malo que no se pueda comer lo que es importante es tomar en cuenta las calorías que mezclamos e introducimos en nuestro cuerpo, por medio de los alimentos, es importante tomar en cuenta que para bajar de peso no solo es la dieta, si no que se tiene que tener un hábito de hacer ejercicio.

Actualmente existe una gran preocupación por la alimentación correcta. A pesar de que se haga todo lo posible por lograrlo, existen ciertos factores y actitudes que son incontrolables  y que pueden aumentar el riesgo de tener una mala alimentación, lo que conlleva a sufrir consecuencias, entre ellas enfermedades como la obesidad.

  • Refresco
  • Golosinas
  • Comida chatarra
  • Vino/bebidas alcohólicas

Muchos productos lácteos, carnes panes y pasteles, alimentos de los locales o sucursales de comida rápida, tentempiés, frituras salsas y aceites están cargados de grasa, por lo que su ingestión  puede causar obesidad.

Si se ingieren más calorías que las que el cuerpo gasta, se sube de peso. Un gramo de grasa contiene nueve calorías,  mientras que un gramo de proteínas o carbohidratos contiene cuatro. Tomando en cuenta que el cuerpo quema primero los carbohidratos y las proteínas, y después las grasas. Por consiguiente, la reducción del consumo de grasa es importante a fin de perder grasa.

Aunque cabe mencionar que cada persona tiene organismos diferentes y no todas las dietas le son útiles por eficaces que sean pues la herencia genética puede influir en la tendencia de la persona a engordar.

Una dieta sana estriba en hacer buenas selecciones entre los alimentos que se encuentran al alcance de todos.

En la base de la pirámide se haya, los carbohidratos complejos, como el pan, los cereales, el arroz y la pasta. En el segundo nivel hay dos sesiones iguales: las hortalizas y las frutas que también son carbohidratos complejos y en tercer nivel comprende dos sesiones más pequeñas. Una corresponde a alimentos como la leche, el yogur y el queso, y la otra incluye carnes, aves, pescado, legumbres secas, huevos y frutos secos solo deben consumirse cantidades moderadas de estos dos últimos grupos por que la mayoría de ellos son ricos en colesterol y grasas saturadas, que pueden incrementar el riesgo de enfermedades coronarias y cáncer. Finalmente, en la cúspide de la pirámide se hayan una zona reducida que contiene grasas, aceites y dulces estos alimentos que aportan muy pocos nutrientes deben consumirse en pequeñas cantidades.

dieta nutricional

dieta nutricional

La desintoxicación

La desintoxicación es el proceso natural en el que el cuerpo neutraliza las toxinas y las prepara para su eliminación mediante las acciones del hígado, riñones, intestinos, pulmones y glándulas sudoríparas  de la piel.

La desintoxicación ayuda al cuerpo a deshacerse de sustancias con potencial dañino y a que mejore el funcionamiento de importantes órganos de eliminación como el hígado, riñones, tracto intestinal y piel.

Así mismo, tiene una importancia vital para las personas que sufren de estrés, cansancio o debilidad constantes, las que tienen una baja inmunidad ala enfermedades o las que presentan una tendencia a padecer alergias, jaquecas, resequedad y comezón  en la piel, producción excesiva de moco y mala concentración.

El hígado es el órgano interno de desintoxicación más importante del cuerpo. Aunque tiene una asombrosa capacidad de regeneración, las funciones de sus enzimas a menudo quedan entorpecidas por una dieta insuficiente, asesaba o grasosa y por el alto consumo del alcohol. Esto produce una variedad de síntomas que incluye la hinchazón, flatulencia, falta de energía y fatiga.

Órganos de Desintoxicación

La piel es el órgano de desintoxicación más grande y cumple con importantes funciones eliminatorias. Un alto número de personas sufre de padecimientos inflamatorios de la piel como el acné, el eczema, psoriasis, infecciones cutáneas o simplemente, una apariencia deslustrada. La desintoxicación promueve un rápido mejoramiento en la textura y apariencia de la piel. El tracto intestinal también realiza importantes acciones eliminatorias; sin embargo, los desordenes como el síndrome de intestino irritable, la simbiosis (equilibrio bacterial anormal) y el estreñimiento se encuentran muy extendidos entre la población.

¿Qué hace la  desintoxicación?

La desintoxicación incluye el mejoramiento de la salud y la inmunidad, claridad mental, energía adicional y vitalidad, la piel se vuelve más limpia, los intestinos funcionan con más irregularidad el hígado y los riñones trabajan con mayor eficiencia. Como resultado, puede reducirse el riesgo de padecer enfermedades modernas como las reacciones ante el estrés, los padecimientos inflamatorios, las enfermedades coronarias, las infecciones recurrentes, los desequilibrios hormonales, la baja fertilidad e incluso el cáncer.

La desintoxicación es la manera en que tu cuerpo elimina sustancias dañinas. Estas pueden ser producto de tu propio metabolismo o entrar en tu metabolismo por medio del aire que respira, la comida o bebida que consumes, los productos químicos hacia las toxinas alérgenos producidas por microorganismos que habitan en tus intestinos.

La desintoxicación es un proceso que ocurre naturalmente en tu cuerpo de manera continua. Sin embargo tan pronto como unas toxinas se eliminan aparecen otras nuevas, a menos que sigas un programa de desintoxicación. El principio fundamental de la desintoxicación es reducir la cantidad de toxinas alas que te expones, de tal forma que tu cuerpo pueda hacerse cargo con efectividad de aquellas que ya se alojan en tu organismo.

El camino de la comida o bolo al tragar

Él se ha convertido en bolo  alimenticio, una pelota suave y húmeda.

Tragar requiere la perfecta combinación  de los músculos de la boca y la faringe. El bolo alimenticio es empujado por la lengua hacia la parte posterior de la boca, donde entra en la faringe; la lengua se eleva hacia el velo  del paladar, que obstruye la cavidad nasal y evita que alimento que comemos empieza a ser transformado en la boca, donde es molido por los dientes, compactando por la lengua y humedecido por la saliva. La amilasa, una enzima contenida en la saliva, empieza a transformar los azucares en  menos de un minuto.

El bolo entre por allí. Al deslizarse en la faringe, el bolo alimenticio empuja la epiglotis hacia abajo, cerrando la entrada ala tráquea. La faringe y la lengua combinadas impulsan el bolo hacia el esófago.

Una vez tragado, el bolo alimenticio desciende por el esófago en pocos segundos entra al estomago, donde se mezcla con jugos gástricos que contienen enzimas que empiezan a descomponer los azucares  y las proteínas, este paso  que dura de dos a cuatro horas, transforma el bolo alimenticio en quimo.

La mayor parte de la digestión y la absorción ocurren en el intestino delgado donde el quimo  permanece  de una a cuatro horas la bilis  y los jugos pancreáticos  descomponen el alimento  completamente, y sus nutrientes so n absorbidas por la mucosa intestinal. El intestino grueso, donde se absorbe algo de agua y de iones, el desecho se transforma en materia fecal, luego se almacena al menos diez horas antes de ser evacuada por el ano.

Espero que cada bocado que estés a punto de tragar te haga recordar todo el proceso que requiere para ser digerido.