La lechuga: Quemador de calorías.

¡Hora de comer lechuga!… Si quieres obtener una gran cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes, puedes encontrarlos en la lechuga ya que es un vegetal de suave sabor que contiene altos contenidos en Vitamina A, C y B, ademas de calcio, magnesio, potasio. El consumo de la lechuga facilitará los procesos biológicos en el organismo ayudando a tener excelente salud.

Cuando un alimento contiene menos calorías que las que se necesitan para consumirse es un alimento perfecto para bajar de peso, ya que aporta muy pocas calorías por su alto contenido en agua, su escasa cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas y grasas, hacen que sea uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo.






De acuedo al Instituto Walter y Eliza Hall de Australia el consumir lechuga ayuda a estimular la producción de células inmunológicas (células linfoides innatas), mismas que ayudan a la obesidad, controlar las alergias a los alimentos, enfermedades inflamatorias, y el desarrollo de cáncer intestinal, interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, forma anticuerpos del sistema inmunológico, lo anterior debido a que contiene folatos, otra ventaja es que produce sensación de saciedad despues de haberla comido y es un suave laxante.

Si te preguntas en donde podemos encontrar las vitaminas en esta legumbre, te recomendaremos que consumas las hojas del exterior. la puedes consumir en guarniciones y emplearla en la dieta para bajar de peso, ya que también contiene fibra, la mayor parte de la fibra que contiene la lechuga es celulosa, por lo que se recomienda demolerla correctamente antes de tragarla ya que si no podrá desfavorecer el transito intestinal.

Según un estudio de Harvard los antioxidantes que contiene ayudan a controlar los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, el bajo contenido de sodio, y alto aporte de agua, ademas del potasio, ayudan a la no retención de líquidos en el organismo, esto

6. Su contenido en fibra y antioxidantes, una vez en el organismo, ayuda a controlar los niveles de colesterol y de glucosa en sangre, según un estudio de la Universidad de Harvard.

7. Debido a su alto aporte de agua, potasio y bajo contenido de sodio, favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo. Este efecto es beneficioso en caso de hiperuricemia y gota, cálculos renales y en caso de hipertensión, retención de líquidos y oliguria.

8. Según un estudio de la Universidad de California en San Diego, la lechuga también tiene propiedades anestésicas, sedantes y somníferas, debido a la presencia de sustancias que se encuentran en el látex de la lechuga silvestre, lo cual permite reducir el insomnio y mejorar la calidad del sueño.

9. El calcio presente en la lechuga no se asimila apenas si se compara con los lácteos u otros alimentos buena fuente de este mineral, de acuerdo con una investigación en la revista American Journal of Clinical Nutrition.

10. El potasio presente en la lechuga es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de colaborar en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula, revela un estudio publicado en la Revista Internacional de Medicina General.

LECHUGA

¿Que tal te funciona la tiroides?

La tiroides es una glándula ubicada en el cuello, por debajo de la nuez de Adán. Pesa menos de 30 gramos y tiene forma de una mariposa, con dos lóbulos laterales que se unen envolviendo la tráquea. Pertenece al sistema endocrino, que es un conjunto de órganos y tejidos que producen, almacenan y vierten hormonas –sustancia químicas – en el torrente sanguíneo.

Consta de numerosos folículos, o saquitos, llenos de un fluido viscoso que alberga las hormonas tiroideas, estas hormonas contienen una gran cantidad de yodo; casi un 80% de yodo del organismo se aloja en la tiroides. El déficit de este elemento en la alimentación produce el crecimiento excesivo de la glándula, conocido como bocio. La falta de yodo en los niños inhibe la producción de hormonas y, como consecuencia, se retrasa su desarrollo físico, mental y sexual, lo que se denomina CRETINISMO.

Las hormonas tiroideas regulan el ritmo del metabolismo, es decir, la actividad química de las células que generan energía y nuevos tejidos .Por lo tanto, contribuyen al crecimiento normal del tejido y su reparación, influyen en el ritmo cardiaco y  mantienen la temperatura corporal y la producción de energía muscular

Las hormonas tiroideas efectúan diferentes tareas importantes, como la de ayudar al hígado a eliminar  de la sangre el exceso de triglicéridos  y de lipoproteínas de baja densidad, o colesterol malo. El colesterol se trasporta a la bilis y termina siendo eliminado en las heces. Así la disminución  de los niveles  de estas hormonas puede ocasionar un aumento del colesterol malo y un descenso de lipoproteínas de alta densidad ó colesterol bueno

En el tracto gastrointestinal, las hormonas tiroideas aceleran la secreción  de jugos gástricos y aumentan el ritmo de los  movimientos peristaltilicos. (Contracciones ondulares de los músculos  del aparato digestivo), de modo que el exceso de hormonas puede aumentar las evacuaciones y la carencia de ellas causan estreñimiento.

¿COMO SE REGULA LA TIROIDES?

El hipotálamo es la región del cerebro encargada de controlar la tiroides. Cuando detecta una disminución de hormonas, envía una señal a otra glándula, la hipófisis o pituitaria situada en la base del cerebro, justo por encima del paladar, para que libere una hormona estimulante de la tiroides (conocida como TSH).

SINTOMAS DE LA TIROIDES CON ALGUN TRASTORNO

Abortos consecutivos aumento excesivo de peso  (aun con dietas y ejercicio)  calambres en  pies y piernas,  sensibilidad al frio.

¿Qué es la dieta?

Con frecuencia asociamos la palabra dieta con la abstención y limitación.

Sin embargo el termino dieta se refiere a todos los alimentos que incluimos en nuestra alimentación diaria.

Una dieta de reducción es aquella en que se restringen algunos alimentos por su alto contenido calórico. Sin embargo ningún alimento es malo que no se pueda comer lo que es importante es tomar en cuenta las calorías que mezclamos e introducimos en nuestro cuerpo, por medio de los alimentos, es importante tomar en cuenta que para bajar de peso no solo es la dieta, si no que se tiene que tener un hábito de hacer ejercicio.

Actualmente existe una gran preocupación por la alimentación correcta. A pesar de que se haga todo lo posible por lograrlo, existen ciertos factores y actitudes que son incontrolables  y que pueden aumentar el riesgo de tener una mala alimentación, lo que conlleva a sufrir consecuencias, entre ellas enfermedades como la obesidad.

  • Refresco
  • Golosinas
  • Comida chatarra
  • Vino/bebidas alcohólicas

Muchos productos lácteos, carnes panes y pasteles, alimentos de los locales o sucursales de comida rápida, tentempiés, frituras salsas y aceites están cargados de grasa, por lo que su ingestión  puede causar obesidad.

Si se ingieren más calorías que las que el cuerpo gasta, se sube de peso. Un gramo de grasa contiene nueve calorías,  mientras que un gramo de proteínas o carbohidratos contiene cuatro. Tomando en cuenta que el cuerpo quema primero los carbohidratos y las proteínas, y después las grasas. Por consiguiente, la reducción del consumo de grasa es importante a fin de perder grasa.

Aunque cabe mencionar que cada persona tiene organismos diferentes y no todas las dietas le son útiles por eficaces que sean pues la herencia genética puede influir en la tendencia de la persona a engordar.

Una dieta sana estriba en hacer buenas selecciones entre los alimentos que se encuentran al alcance de todos.

En la base de la pirámide se haya, los carbohidratos complejos, como el pan, los cereales, el arroz y la pasta. En el segundo nivel hay dos sesiones iguales: las hortalizas y las frutas que también son carbohidratos complejos y en tercer nivel comprende dos sesiones más pequeñas. Una corresponde a alimentos como la leche, el yogur y el queso, y la otra incluye carnes, aves, pescado, legumbres secas, huevos y frutos secos solo deben consumirse cantidades moderadas de estos dos últimos grupos por que la mayoría de ellos son ricos en colesterol y grasas saturadas, que pueden incrementar el riesgo de enfermedades coronarias y cáncer. Finalmente, en la cúspide de la pirámide se hayan una zona reducida que contiene grasas, aceites y dulces estos alimentos que aportan muy pocos nutrientes deben consumirse en pequeñas cantidades.

dieta nutricional

dieta nutricional