Grasas y calorías ¡ a reducirlas!

Puedes reducir de una manera considerable el consumo de grasas y calorías en tu dieta teniendo cuidado en como preparas tus alimentos. Lee con atención:

  • Cada cucharada de aceite que se utiliza para freír alimentos te aporta 100 calorías.
  • Cuando preparas alimentos asados, permites que escurra el aceite del alimento.

Sugiere agregar las siguientes especias que también te ayudaran a bajar la grasa y el colesterol.

Ginseng: Aumenta la energía y acelera el metabolismo. También el Ginsen Panax te ayuda a perder peso.

Comino: Ayuda al proceso digestivo, ayuda a la perdida de peso.

Canela: Reduce el colesterol LDL y el nivel de azúcar en la sangre, mejora el metabolismo y aumenta la insulina reduciendo la probabilidad de la diabetes temprana o pre diabetes.

Cúrcuma: Rompe la grasa ayudando a regular el metabolismo, reduce el riesgo de la diabetes etapa temprana.

Pimienta Negra: Potencializa la quema de calorías como una caminata.

Cardamono: Contribuye a una buena digestión y acelera el metabolismo.

Jengibre: Inhibe el apetito, elimina toxinas, regula la digestión y acelera el metabolismo, al igual que la mostaza, ya que aumenta cerca de un 25% la rapidez de digestión.

grasas

Funcionamiento del hígado: Refuerzalo

SUPLEMENTOS PARA REFORZAR EL FUNCIONAMIENTO DEL HIGADO

Extracto de alcachofa

La alcachofa es una planta culinaria perene que se cultiva por sus grandes cabezas que contienen escamas carnosas con una base comestible. Los extractos de las hojas de alcachofa contienen compuestos primordiales, como la cinacina, cuyos efectos regeneradores del hígado son similares a los del cardo lechar. La cinara también estimula la producción de bilis y puede aliviar los síntomas de nauseas, hinchazón e indigestión causados por la producción insuficiente de bilis. El extracto de alcachofa aumenta la producción de bilis en más de 127% en 30 minutos y en más de 150% después de una hora sin efectos secundarios

Dosis: de 300 a 600 mg extractos estandarizados al día equivalente a dieciséis gramos de hojas frescas.

Diente de león

El diente de león es una maleza perene bien conocida que se encuentra en casi todo el mudo. Por tradición sus hojas ce comen en primavera como tónico limpiador. Su raíz también suele tener una acción limpiadora importante se utiliza de manera muy común en los programas de desintoxicación. Promueve la eliminación continua de toxinas por diversas rutas. En el hígado, aumenta las funciones de desintoxicación y estimula el flujo de bilis de manera que se eliminen más toxinas por medio de los intestinos. En los riñones, realiza una acción diurética que incrementa el desalojo de las toxinas solubles en agua. Funciona también como un laxante suave que promueve la expulsión de toxinas atreves de los intestinos. Además, el diente de león contiene minerales benéficos como el potasio que ayudan a drenar el exceso de sodio.

Dosis: de 5 a 10 gramos al día repartidos en tres dosis

Nota: NO lo uses si sufres de cálculos biliares.

Ajo

Son bien conocidos por sus propiedades antisépticas, antivirales y anti-bacterianas, y se emplea para tratar infecciones estomacales y respiratorias, También contiene una serie de sustancias que promueven la acción clave de las encimas desintóxicantes del hígado y tiene un efecto benéfico sobre los niveles de grasa que circulan en la sangre.

El consumo de este vegetal puede reducir la hipertensión, los niveles de grasas dañinas en la sangre como el colesterol, y la viscosidad de la sangre, además de mejorar la circulación en todo el cuerpo. Su uso regular frecuente, reduce el riesgo de arteriosclerosis hasta un 25% y en el ataque cardíaco hasta un 50%. También se ha observado que el ajo apoya la acción de las bacterias benéficas del intestino, como los lactobácilos, e inhibe la de la dañina flora microbiana.

Dosis: de 600 a 900 mg diarios de tabletas estandarizadas de polvo de ajo.

El colesterol DHL y HDL

El colesterol es una sustancia blanda y grasa esencial para la vida que se halla en las células de las personas y los animales. El hígado segrega esta sustancia, pero también se encuentra en diferentes cantidades en los alimentos que ingerimos. La sangre transporta el colesterol hasta las células en moléculas llamadas lipoproteínas, Los dos tipos de lipoproteínas que transportan la mayor parte del colesterol en la sangre son las lipoproteínas de baja densidad y las de alta densidad (DLD y HDL).

Las lipoproteínas LDL son ricas en colesterol. Cuando circulan por la corriente sanguínea, entran en la célula atreves de unos receptores de LDL situados en sus paredes, y una vez en el interior, son descompuestas para su uso. La mayoría de las células corporales tienen tales receptores, así que adquieren parte de LDL. Pero el hígado está concebido  de manera que el 70% de la eliminación de estas lipoproteínas mediante receptores de LDL tienen lugar en el.

Las lipoproteínas HDL, por otra parte, son moléculas hambrientas de colesterol. Cuando circulan por la corriente sanguínea, absorben el excedente de colesterol y lo transportan hasta el hígado, el cual lo descompone y lo eliminan del organismo. Así pues, el cuerpo está concebido de forma maravillosa para utilizar el colesterol que necesita y eliminar el resto.

El problema se presenta cuando hay un exceso de LDL en la sangre, pues las probabilidades de que se formen placas en las paredes arteriales aumentan. Cuando esto ocurre, las arterias se estrechan, con lo cual disminuye el flujo de sangre y el consiguiente aporte de oxigeno atreves de ellas. Esta enfermedad, denominada como aterosclerosis, continúa su proceso lenta y silenciosamente, y tarda decenios en manifestar síntomas perceptibles. Uno de tales síntomas es la angina de pecho, y dolor pectoral.

Cuando una arteria coronaria se obstruye por completo, normalmente a causa de un trombo, o coágulo de sangre, la zona del corazón que la arteria irrigaba muere. El resultado es un infarto de miocardio, o ataque al corazón, que se produce  repentinamente y a menudo es mortal. Aún la obstrucción parcial de una arteria coronaria puede provocar la muerte de tejido cardiaco, que no siempre se manifiesta con un malestar intenso. La oclusión de arterias de otras partes del cuerpo puede originar derrames cerebrales, gangrena en las piernas o pérdidas de la función renal.

No es de extrañar que al colesterol LDL se le llame colesterol malo y al HDL colesterol bueno. Si el nivel de LDL en la sangre es elevado o el de HDL bajo, el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca es alto.


EL COLESTEROL SANGUINEO Y LA DIETA

El colesterol es un componente natural de los alimentos de origen animal. La carne, los huevos, el pescado, las aves y los productos lácteos  contienen colesterol. Los vegetales, en cambio, no contienen esta sustancia.

El cuerpo produce todo el colesterol que necesita; por lo tanto, el que se ingiere está de sobra. La mayor parte del colesterol dietético acaba en el hígado. Por lo común, en cuanto el colesterol entra en el hígado, este lo procesa y disminuye su propia producción de esta sustancia. De esta forma se mantiene regulada la cantidad total de colesterol en la sangre.

¿Pero qué sucede cuando la dieta es tan rica en colesterol que el hígado no puede procesarlo rápidamente? Aunque las probabilidades de que entre directamente en las células de las paredes arteriales, lo que origina el proceso de la aterosclerosis. La situación reviste especial gravedad cuando el cuerpo sigue produciendo la misma cantidad de colesterol, prescindiendo de cuanto se ingiera.



LAS GRASAS Y EL COLESTEROL

Hay dos categorías de grasas: saturadas e insaturadas. Las ultimas se dividen, a su vez, en mono insaturadas son mejores para la salud que las saturadas, pues el consumo de estas eleva el nivel de colesterol en la sangre de dos maneras: contribuyen a la forma de mas colesterol en el hígado, y suprimen los receptores de LDL de las células hepáticas, lo cual reduce la velocidad de eliminación de LDL de la sangre.

Las grasas saturadas se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal, como la mantequilla, las yemas de huevo, la manteca de cerdo, la leche, los helados, la carne y las aves. También abundan en el chocolate, el coco y sus aceites, las grasas vegetales de uso culinario y el aceita de palma.

A temperatura ambiente, las grasas saturadas son solidas. Las grasas insaturadas, son liquidas a temperatura ambiente. Los alimentos que contienen grasas mono insaturadas y poli insaturadas pueden ayudar a disminuir el nivel de colesterol sanguíneo. Mientras que las grasas poli insaturadas, presentes en el aceite de maíz de girasol, reducen tanto el colesterol malo como el bueno, las grasas monoinsaturadas, abundantes en el aceite de oliva y de canola, reducen solo el malo, sin afectar al bueno.

Ahora bien, las grasas son una parte necesaria de la dieta. Sin ellas, por ejemplo, no se absorben las vitaminas A, D, E y K. Paro el cuerpo requiere de una muy pequeña cantidad de grasas, que se obtienen fácilmente mediante el consumo de hortalizas, legumbres, cereales y frutas. De manera que si se limita al máximo la ingestión de grasas saturadas, no se priva al cuerpo de los nutrientes necesarios.

El colesterol y el café

La clave está en la expresión sin “filtrar “los granos de café contienen una sustancia que eleva el colesterol  llamada  CAFESTEROL  la cual si libera al verter agua caliente directamente en el café molido. Lo mismo ocurre cuando el café es molido muy finamente  se hierve varias veces en el agua, como el café turco, o cuando se utiliza un filtro metálico  en lugar de un filtro de papel.

Una taza de café sin filtrar, que llega a contener hasta cuatro miligramos de cafesterol, puede elevar aproximadamente en un 1% el nivel de colesterol. El café expreso también contiene colesterol, pues se prepara sin filtro de papel; pero el efecto es menor cuando se toma una taza pequeña .Si se bebe menos café expreso, se ingerirá menos colesterol quizá una o dos miligramos por taza. Sin embargo cuando se toman 5 tazas de café diariamente elevan el colesterol del cuerpo hasta un 2%   El punto clave es que si se prepara café con filtro de papel se elimina el colesterol.

REMEDIOS PARA EL COLESTEROL: http://www.vernosmejor.com/remedios-para-bajar-colesterol/