Alimentación de un bebe: Lactancia

Cada vez se hace menos frecuente la alimentación con el pecho (lactancia) para bebitos recién nacidos y vernos mejor ha encontrado un vídeo muy bueno que nos dice que cuidados debemos tener para poder alimentar a nuestro hijo sin sufrir la lactancia.   Les dejamos el link y que lo disfruten:






http://youtu.be/eoCImUrs4hQ

LACTANCIA

lactancia

intolerancia a la lactosa

Si después de tomar leche o algunos de  sus derivados tiene nauseas, dolor e hinchazón abdominal, flatulencia o diarrea, tal vez padezca intolerancia a la lactosa, una reacción común a los productos lácteos.

La lactosa (azúcar de la leche) se descompone en dos azucares: glucosa y galactosa-gracias a la acción de la enzima lactosa. Este proceso, que tiene lugar en el intestino delgado, hace posible que la glucosa sea absorbida por el torrente sanguíneo. Si embargo cuando hay déficit de lactosa, la lactosa pasa al intestino grueso sin descomponerse y empieza a fermentar, produciendo ácidos y gases.

Este trastorno, llamado “intolerancia a la lactosa, ocasiona algunos o todos los síntomas mencionados. El organismo segregue lactosa en grandes cantidades durante los dos primeros años de vida, pero como la producción va disminuyendo con el tiempo, muchas personas ni se imaginan que sufren de esta afición.

¿Es una alergia?

Pese a que la alergia y la intolerancia a la lactosa presentan síntomas parecidos, existen diferencias.

Cuando alguien come o bebe algo a lo que es alérgico el sistema inmunológico comienza a defender el organismo estimulado la liberación de histamina, con lo que se producen varios síntomas, urticaria (salpullido) o asma. La intolerancia a la lactosa no causa estos síntomas por que en ella no intervienen sistema inmunológico. En este caso, la reacción obedece a  que el cuerpo es incapaz de digerir determinado alimento que la provoca cuando el malestar se presenta por lo regular una hora después es muy probable que se trate de intolerancia.

“EFECTO EN EL LACTANTE”

Si el pequeño tiene diarreas es conveniente consultar a un pediatra, pues podría deshidratarse. En el caso de intolerancia, algunos médicos recomiendan sustituir la leche con un suplemento alimenticio adecuado.

Por otro lado, cuando se trata de una alergia, la situación es más preocupante. En ocasiones es necesario recetar antihistamínicos, pero si se presenta dificultad respiratoria, deben tomarse otras medidas, pues bien si no es lo habitual podría producirse un choque anafiláctico, a veces mortal.

Si el lactante empieza a vomitar, podría padecer una extraña dolencia llama galactosemia. Como se menciono anteriormente la galactosa se separa de la lactosa por acción de la lactosa. Aun así, la galactosa debe convertirse en glucosa. Cuando ay una acumulación de galactosa, el bebe puede sufrir daños graves en el hígado, deformación de los riñones, retraso mental, hipoglucemia y hasta cataratas. En esos casos es vital eliminar la lactosa.