Los riñones

Los riñones son dos órganos con forma de aba que se sitúan en la parte posterior del abdomen. Ellos regulan los niveles de liquido y sal en el cuerpo, controlan la acidez de la sangre y eliminan de  la circulación las toxinas solubles en agua por filtración, los riñones contienen cerca de un millón de unidades de filtración conocidos como nefrones.

La sangre fluye por presión en los diminutos vasos sanguíneos de las unidades de filtración, forzando las sustancias liquidas y solubles como la urea (producida  en el hígado como producto derivado del metabolismo proteico) atreves de las paredes capilares. Entonces, el líquido y las toxinas filtrados se concentran como nutrientes mientras que se reabsorben un poco de agua y algunas sales de regreso a la circulación. Los desechos restantes se expelen como orina. Los riñones filtran de la sangre hasta siete litros de líquido cada hora, lo cual hace de ellos un medio indispensable y muy eficiente para desechar las toxinas solubles en agua.

Los suplementos probióticos

Los suplementos probióticos son muy utilizados para limpiar y revitalizar durante la desintoxicación, pero poca gente se da cuenta de esto cuando disfruta del probiótico más común: el bioyogur.

La palabra probiótico se refiere al uso de las bacterias naturales de las sustancias que promueven su crecimiento para formar colonias de organismos benéficos en los intestinos. Esto crea un medio intestinal saludable que ayuda a eliminar las toxinas, a promover la digestión sana y a mejorar el riesgo de contraer infecciones dañinas. En una persona con una intoxicación promedio, la proporción de lacto-bacilos benéficos en el intestino grueso suele ser de un quince por-ciento, mientras que la de los dañinos E-coli es del 85. El equilibrio ideal seria el inverso. Los suplementos alimenticios de lactobasillus acidophilus y especies biológicas relacionadas que, según se sabe, colonizan los intestinos, son muy importantes durante y después de un programa de desintoxicación.

Si presentas alguno de los siguientes rasgos, es posible que tengas deficiencias de bacterias probióticos y te convenga tomar un suplemento.

  • Una dieta pobre en nutrientes
  • Un tratamiento resiente con antibióticos
  • Problemas intestinales como el síndrome del intestino irritable, enfermedades inflamatorias de los intestinos, diarrea crónica o diverticulitis
  • Candidíasis  intestinal recurrente u otras infecciones intestinales
  • Enfermedades graves

Inmunidad reducida.

El bioyogur y los suplementos pro  bióticos contienen cultivos vivos de bacterias benéficas que ayudan a la desintoxicación del intestinal.

  • Producir ácidos naturales benéficos que disminuyen el PH intestinal y dificultan la reproducción de bacterias y levaduras dañinas con baja tolerancia al ácido.
  • Segregar antibióticos naturales que compiten con las bacterias dañinas por los nutrientes disponibles.
  • Competir con otras bacterias para adherirse alas paredes de las células intestinales. Literalmente las desplazan para que bajen por los intestinos y sean expulsadas antes que pueden ganar ventaja…
  • Estimular la producción de interferon, un agente natural antiviral que ayuda a prevenir infecciones virales  del intestino.
  • Corregir estreñimiento y mejorar la evacuación.
  • Inhibir el crecimiento de HELIOBACTER PYLORI, una bacteria relacionada con la gastritis, las ulceras gástricas y el cáncer estomacal.
  • Reducir la formación de sustancias cancerígenas en el intestino inhibir las enzimas que permiten su producción.
  • Reforzar el funcionamiento de las células de inmunidad como los fagocitos, linfsitos y células asesinas naturales
  • Fomentar la producción de anticuerpos protectores actuando como un donador antígeno
  • Inhibir las encimas bacterianas que suelen producir sustancias cancerígenas en el intestino grueso
  • Contrarrestar el desarrollo de alergias

Reducir los síntomas a la intolerancia a la lactosa en individuos sensibles.

probióticos

probióticos

Las bacterias pro bióticas también se han mostrado que tienen un efecto protector contra toda una serie de bacterias toxicas que incluyen la salmonella tiphy, la E-coli y la cándida albicas. Por desgracia, las bacterias pro bióticas son frágiles, y el bio-yogur que se ha refrigerado en el supermercado o en casa por una semana o mas contendrá  menos bacterias vivas que los cultivos frescos. Debe de haber cuando menos un millón de bifidobacterias vivas y /o un millón de bacterias acidophilus vivos por cada gramo de yogur para que tenga el máximo potencial desintoxicarte. Sin embargo, el nivel de las bacterias pro bióticas vivas en los yogures vivos varían mucho, y puede haber desde unos cuantos cientos de miles hasta mas de 300 millones por gramo. Por esta razón, lo mejor es tomar además un suplemento pro biótico como parte de tu programa de desintoxicación. Cuando elijas un suplemento, selecciona uno que proporcione, al menos, entre 10 millones y 2 millones de unidades formadoras de colonias de acidophillus por dosis. Para mantener una población alta de bacterias probióticas en tus intestinos, lo ideal es que utilices el suplemento durante un mes como mínimo y que repitas esto de manera regular durante el año cada vez que sientas que es funcionamiento de tus intestinos comienza a deteriorarse.

Entre las fuentes de las bacterias probióticas se encuentran.

BIO-YOGUR. Los yogures cuyas etiquetas digan únicamente vivo podrían solo contener bacterias como el streptococcus thermophilus, que no se encuentran de manera natural en el cuerpo  humano suelen morir durante la digestión BEBIDAS FERMENTADAS que contengan lactobasilos SUPLEMENTOS que garanticen una potencia especifica de las bacterias. Pueden conseguirse en forma de capsulas, polvo, liquido o tabletas; lo mas recomendable es mantenerlos en refrigeración. YOGUR casero producido con acidophilus deshidratados por congelación.

Jaquecas, nauseas e insomnio durante el ayuno

Las jaquecas son uno de los síntomas más comunes asociados con el ayuno y pueden desencadenarse por la liberación de las toxinas y de hormonas del estrés que se producen en el cuerpo durante el ayuno prolongado. Por esto no es recomendable emplear analgésicos como la aspirina, el paracetamol, la codeína o el ibuprofeno. Es recomendable aliviar las jaquecas por medio de la relajación, la acu-presión (dígito puntura) y el masaje.

Las náuseas son síntomas comunes durante un ayuno pero pueden aliviarse por medio de acu-prensión. Presiona durante cinco minutos sobre el acu-punto situado en la parte media frontal del antebrazo, alrededor de tres o cuatro dedos, a lo ancho, del pliegue de la muñeca. Estimula este punto cada dos o tres horas para ayudar a tener las náuseas bajo control.

El hambre produce una respuesta de alerta y es común tener problemas para conciliar el sueño durante el ayuno. Para ayudar a conciliar el sueño., utiliza ejercicios de relajación y  visualización, es importante tomar en cuenta que no se debe ingerir medicamentos para conciliar el sueño a menos que el ayuno solo sea de agua, es favorable y muy efectivo tomar tés de hierbas que contengan manzanilla, valeriana, calvaría, flor de lima, lúpulo o melasa para  que te relajen y ayuden a dormir.

Funcionamiento del hígado: Refuerzalo

SUPLEMENTOS PARA REFORZAR EL FUNCIONAMIENTO DEL HIGADO

Extracto de alcachofa

La alcachofa es una planta culinaria perene que se cultiva por sus grandes cabezas que contienen escamas carnosas con una base comestible. Los extractos de las hojas de alcachofa contienen compuestos primordiales, como la cinacina, cuyos efectos regeneradores del hígado son similares a los del cardo lechar. La cinara también estimula la producción de bilis y puede aliviar los síntomas de nauseas, hinchazón e indigestión causados por la producción insuficiente de bilis. El extracto de alcachofa aumenta la producción de bilis en más de 127% en 30 minutos y en más de 150% después de una hora sin efectos secundarios

Dosis: de 300 a 600 mg extractos estandarizados al día equivalente a dieciséis gramos de hojas frescas.

Diente de león

El diente de león es una maleza perene bien conocida que se encuentra en casi todo el mudo. Por tradición sus hojas ce comen en primavera como tónico limpiador. Su raíz también suele tener una acción limpiadora importante se utiliza de manera muy común en los programas de desintoxicación. Promueve la eliminación continua de toxinas por diversas rutas. En el hígado, aumenta las funciones de desintoxicación y estimula el flujo de bilis de manera que se eliminen más toxinas por medio de los intestinos. En los riñones, realiza una acción diurética que incrementa el desalojo de las toxinas solubles en agua. Funciona también como un laxante suave que promueve la expulsión de toxinas atreves de los intestinos. Además, el diente de león contiene minerales benéficos como el potasio que ayudan a drenar el exceso de sodio.

Dosis: de 5 a 10 gramos al día repartidos en tres dosis

Nota: NO lo uses si sufres de cálculos biliares.

Ajo

Son bien conocidos por sus propiedades antisépticas, antivirales y anti-bacterianas, y se emplea para tratar infecciones estomacales y respiratorias, También contiene una serie de sustancias que promueven la acción clave de las encimas desintóxicantes del hígado y tiene un efecto benéfico sobre los niveles de grasa que circulan en la sangre.

El consumo de este vegetal puede reducir la hipertensión, los niveles de grasas dañinas en la sangre como el colesterol, y la viscosidad de la sangre, además de mejorar la circulación en todo el cuerpo. Su uso regular frecuente, reduce el riesgo de arteriosclerosis hasta un 25% y en el ataque cardíaco hasta un 50%. También se ha observado que el ajo apoya la acción de las bacterias benéficas del intestino, como los lactobácilos, e inhibe la de la dañina flora microbiana.

Dosis: de 600 a 900 mg diarios de tabletas estandarizadas de polvo de ajo.

Alimentos transgénicos

Detrás de la comida transgenética se halla la biotecnología alimentaria, es decir, el empleo de la genética moderna para mejorar las plantas, los animales y los microorganismos utilizados en la producción de comestibles. Sin embargo, la idea de hacer pequeñas modificaciones a los organismos vivos es casi antigua como la agricultura y la ganadería. Todos estos conocidos ahora como trangénicos.

La biotecnología moderna también se vale de organismos vivos para elaborar o modificar productos, aunque, a diferencia de los métodos tradicionales, permite alterar el material genético de forma directa y precisa. Con ella se pueden transferir genes entre especies sin el menor parentesco, lo que posibilita combinaciones que difícilmente ocurrirían  con los medios tradicionales. Así, los técnicos tienen la alternativa de implantar en el genoma de un vegetal cualidades de otros organismos, convirtiendo los alimentos en transgenicos.

¿Existen peligros potenciales?

Reacciones alérgicas a los alimentos transgénicos:

Por ejemplo, si se trasplanta al maíz un gen que elabora una proteína que causa tales reacciones, las personas sensibles a ciertos alimentos  correrán graves peligros. Aunque las instituciones exigen que las compañías indiquen si los transgénicos contiene proteínas problemáticas, algunos investigadores temen que se infiltren alérgenos desconocidos.

Potenciación de la toxicidad

Según algunos expertos, las modificaciones genéticas pudieran aumentar de formas inesperadas  la cantidad de toxinas naturales de las plantas. Además  de los efectos pretendidos, la activación de un gen puede desencadenar la producción de tales toxinas.

Resistencia a los antibióticos

Al alterar genéticamente las plantas, los científicos usan los llamados genes marcadores para determinar si han insertado bien el gen deseado. Como la mayoría de los genes marcadores aportan resistencia a los antibióticos, algunos críticos temen que agraven la creciente pérdida de eficacia de estos medicamentos.

Propagación de super maleza

Uno de los temores mas graves es que, al colocar en el terreno las plantas transgenéticas, los genes se fuguen mediante las semillas y el polen, y se introduzca en malas hierbas afines, creando una super maleza resistente a los herbicidas.

transgénicos

transgénicos

El tracto intestinal

La comida deglutida – incluidas las toxinas alimenticias – pasa al estomago para la digestión. El estomago es la parte más elástica del cuerpo y puede estirarse para contener dos litros de liquido, es por eso que es tan interesante el tracto intestinal

Las paredes estomacales contienen glándulas que secretan ácido clorhídrico y poderosas enzimas para descomponer las complejas moléculas de los alimentos en sustancias más simples. Las glándulas gástricas producen cerca de tres litros de secreciones. La comida pasa alrededor de seis horas en el estomago. Los músculos de la pared estomacal producen un movimiento de digitación que deshace la comida en partículas más pequeñas para formar una mezcla semidigerida y cremosa conocida como quimo. Entonces, los músculos estomacales realizan ciertas contracciones que impulsan el quimo hacia abajo para que salga del  estomago atreves del esfínter pilórico entre al intestino delgado. Aquí el medio es alcalino debido a los fluidos que segregan tanto las paredes del duodeno como el páncreas. En esta etapa de la digestión, la bilis del hígado chorrea sobre el quimo para emulsionar las grasas en partículas más pequeñas para su absorción.

Las paredes del intestino delgado están cubiertas de pequeñas proyecciones o vellosidades llamadas villis. Estas absorben los nutrientes y las toxinas desde los intestinos por medio de capilares sanguíneos que los llevaran directo al hígado. También hay aquí pequeños glóbulos de grasa que son absorbidos por los vasos linfáticos. Los desechos alimenticios, compuestos en su mayor parte por fibra, proporcionan el volumen suficiente para impulsar los contenidos del intestino delgado dentro del intestino grueso. Aquí, la fermentación bacteriana descompone parte de la fibra y el exceso de agua es absorbido para desolificar el material residual. Existen suplementos pro-bióticos que cubren los intestinos con bacterias benéficas, lo cual ayuda a mantener un tracto intestinal sano y a reducir el número de microbios productores de toxinas. Es hígado secreta algunas toxinas en la bilis para su eliminación por el tracto intestinal. La fibra alimenticia actúa como una esponja que absorbe esas toxinas y previene su re-absorción por el intestino, lo cual ayuda a eliminarlas.

¿Qué son las toxinas endógenas?

Una toxina es un agente capaz de dañar cualquier parte del cuerpo. Las toxinas se clasifican en exógenas, endógenas. Las toxinas exógenas provienen de fuentes externas  como el tabaco, las drogas, estimulantes, amalgamas dentales, humo de vehículo, monóxido de carbono, plomo, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre. Ciertos factores emocionales como estrés, ansiedad, tristeza y depresión también se incluyen en esta categoría. Las toxinas endógenas son consecuencia de infecciones vírales o bacterianas, y de los productos derivados del metabolismo de ciertas bacterias, y levaduras que habitan en los intestinos. Las toxinas autógenas se generan a partir del metabolismo del propio cuerpo.

toxinas endógenas

toxinas endógenas

La desintoxicación

La desintoxicación es el proceso natural en el que el cuerpo neutraliza las toxinas y las prepara para su eliminación mediante las acciones del hígado, riñones, intestinos, pulmones y glándulas sudoríparas  de la piel.

La desintoxicación ayuda al cuerpo a deshacerse de sustancias con potencial dañino y a que mejore el funcionamiento de importantes órganos de eliminación como el hígado, riñones, tracto intestinal y piel.

Así mismo, tiene una importancia vital para las personas que sufren de estrés, cansancio o debilidad constantes, las que tienen una baja inmunidad ala enfermedades o las que presentan una tendencia a padecer alergias, jaquecas, resequedad y comezón  en la piel, producción excesiva de moco y mala concentración.

El hígado es el órgano interno de desintoxicación más importante del cuerpo. Aunque tiene una asombrosa capacidad de regeneración, las funciones de sus enzimas a menudo quedan entorpecidas por una dieta insuficiente, asesaba o grasosa y por el alto consumo del alcohol. Esto produce una variedad de síntomas que incluye la hinchazón, flatulencia, falta de energía y fatiga.

Órganos de Desintoxicación

La piel es el órgano de desintoxicación más grande y cumple con importantes funciones eliminatorias. Un alto número de personas sufre de padecimientos inflamatorios de la piel como el acné, el eczema, psoriasis, infecciones cutáneas o simplemente, una apariencia deslustrada. La desintoxicación promueve un rápido mejoramiento en la textura y apariencia de la piel. El tracto intestinal también realiza importantes acciones eliminatorias; sin embargo, los desordenes como el síndrome de intestino irritable, la simbiosis (equilibrio bacterial anormal) y el estreñimiento se encuentran muy extendidos entre la población.

¿Qué hace la  desintoxicación?

La desintoxicación incluye el mejoramiento de la salud y la inmunidad, claridad mental, energía adicional y vitalidad, la piel se vuelve más limpia, los intestinos funcionan con más irregularidad el hígado y los riñones trabajan con mayor eficiencia. Como resultado, puede reducirse el riesgo de padecer enfermedades modernas como las reacciones ante el estrés, los padecimientos inflamatorios, las enfermedades coronarias, las infecciones recurrentes, los desequilibrios hormonales, la baja fertilidad e incluso el cáncer.

La desintoxicación es la manera en que tu cuerpo elimina sustancias dañinas. Estas pueden ser producto de tu propio metabolismo o entrar en tu metabolismo por medio del aire que respira, la comida o bebida que consumes, los productos químicos hacia las toxinas alérgenos producidas por microorganismos que habitan en tus intestinos.

La desintoxicación es un proceso que ocurre naturalmente en tu cuerpo de manera continua. Sin embargo tan pronto como unas toxinas se eliminan aparecen otras nuevas, a menos que sigas un programa de desintoxicación. El principio fundamental de la desintoxicación es reducir la cantidad de toxinas alas que te expones, de tal forma que tu cuerpo pueda hacerse cargo con efectividad de aquellas que ya se alojan en tu organismo.